Los Neoyorquinos están de enhorabuena. La ciudad puede presumir desde este mes de albergar la cuarta Starbucks Reserve Roastery en el mundo y la segunda en Estados Unidos, un destino de ensueño para los amantes del café.

En ella, a través de una experiencia inmersiva, podrán contemplar el proceso completo de tostado y elaboración del café a la vez que disfrutar de la línea de café más premium de Starbucks: la gama Reserve.

Cada centímetro del espacio está cuidadosamente diseñado en torno al concepto artesanal del proceso de realización del café, permitiendo a los visitantes adentrarse en la cultura del café. Las vistas y sonidos del viaje del café, del grano a la taza se reflejan en un ambiente único y especial, cuidadosamente diseñado en cada detalle. La Roastery de Nueva York es la cuarta de la compañía alrededor del globo, tras las aperturas de Seattle, Shangai y Milán, y con vista en nuevas inauguraciones para 2019 en Tokio y en Chicago.

La Roastery de New York, con más de 2.000 metros cuadrados, cuenta con elementos interactivos para que los clientes puedan descubrir los secretos de los cafés Starbucks Reserve y su espectacular proceso de creación y tostado.

Asimismo, por primera vez, Starbucks trae el concepto Arriviamo Bar a Estados Unidos, un bar de cocktails en el interior de la Roastery donde se servirán las mejores mezclas basadas en infusiones de café y té de la mano de la galardonada mixóloga, Julia Momose.

Combinado perfectamente con la mejor oferta de café de primera calidad, esta Starbucks Reserve Roastery servirá exclusivamente alimentos artesanales recién horneados del maestro panadero Rocco Princi, la panadería boutique italiana conocida por su pan recién horneado, los ingredientes de la mejor calidad y el compromiso de brindar a los clientes la experiencia de disfrutar con todos sus sentidos.

Starbucks cuenta con una larga historia en la ciudad de Nueva York. En 1994 el presidente emérito de Starbucks, Howard Schultz, nacido y criado en Brooklyn, abrió la primera tienda Starbucks en la calle 87, en el Upper West Side. Casi 25 años después, la ciudad cuenta con 350 tiendas donde Starbucks emplea a aproximadamente 5.000 empleados. Sólo la nueva Roastery de Nueva York emplea a casi 300 personas, incluyendo a tostadores, baristas, dependientes y mixólogos.

La Starbucks Reserve Roastery de Nueva York es una verdadera procesadora de café en funcionamiento, donde todos los días los maestros tostadores de Starbucks realizan las mezclas más audaces con los mejores cafés de origen único. Estos cafés se pueden degustar directamente en la Roastery, pero también abastecerán a las tiendas Reserve de Estados Unidos.

En definitiva, una inauguración emblemática, que supone un hito más en la espectacular historia de Starbucks y su pasión por el café.