Estamos llegando a fin de año, pero en estas fechas hemos encontrado un producto que nos ha llamado mucho la atención: la Sal de Manantial líquida de Sal Ancestral, un auténtico producto gourmet perfecto para aderezar nuestros platos con mucho sabor.

Muchos sabemos que la sal es un mineral muy preciado en nuestras cocinas pues realza y modifica los sabores, refuerza los aromas y suprime lo amargo. En las reuniones o comidas familiares siempre gozamos de auténticos manjares y hay veces que nos olvidamos, y no le damos la importancia que se merece, a este ingrediente tan importante en cada plato.

Un producto único 100% libre de microplásticos, contaminantes y minerales pesados procedente de la sierra de Urbasa y Andía, en Navarra. Agua del manantial ancestral directamente envasada para su consumo.

Gracias a la alta concentración salina y a su enclave privilegiado, Sal de Manantial Ancestral produce anualmente una cantidad limitada de un producto 100% puro, con el que ha creado su gama de productos únicos, compuesta por cinco tipos de sal: Sal de Manantial Tradicional, Sal de Manantial en Piedras, Sal de Manantial en Flor, Sal de Manantial en Escamas y Sal de Manantial líquida.

¿Quién no se ha pasado o se ha quedado corto alguna vez con la sal? Lo cierto es que es una medida que suele traer más de un quebraderos de cabeza, pero ahora con esta sal líquida no volveremos a tener este problema porque resulta ideal para hacer una distribución uniforme y perfecta del toque salado. Su fácil mezclado con el resto de ingredientes la convierte en el toque perfecto en aliños y vinagretas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que consumamos la mitad de sal de la que consumimos actualmente de media los españoles. Cuando la sal está diluida en agua se necesita menor cantidad para provocar la misma sensación que la sal granulada, lo que la convierte a la Sal de Manantial líquida en una opción más saludable para ayudarnos a controlar la ingestas de este ingrediente. Se trata del aderezo perfecto, 100% natural y saludable para cualquier elaboración gastronómica.

  • Sobre Sal Ancestral

En Navarra, a los pies de la Sierra de Urbasa y Andía, encontramos un manantial de montaña del que se extrae de forma completamente artesanal una sal libre de todo tipo de contaminantes y tóxicos como microplásticos, nitritos o metales pesados. Gracias a la alta concentración salina y a su enclave privilegiado, la familia de expertos salineros que explotan la Sal de Manantial Ancestral produce anualmente una cantidad limitada 100% pura con la que ha creado su gama de productos.

La extracción de esta sal se lleva a cabo únicamente entre los meses de mayo y septiembre, que es cuando se dan las condiciones climatológicas óptimas para llevar a cabo este proceso tan tradicional. El sol y el viento son piezas clave en esta explotación.

Sal Ancestral con su producción totalmente artesanal, sin procesos industriales, evita cualquier tratamiento que suponga la alteración del producto como la perdida de toda la carga mineral que esta contiene. Lo que convierte a esta sal en una alternativa más saludable a la sal proveniente de agua del mar.