El aceite de oliva Pago de Valdecuevas es reconocido, por tercer año consecutivo en la guía Internacional más importante de Aceites de Oliva Virgen Extra (Flos Olei), como el único Aceite de Oliva Virgen Extra de Castilla y León.

Flos Olei es la primera guía a nivel internacional dedicada a las mejores empresas productoras de Aceite de Oliva Virgen Extra de todo el mundo. Una guía publicada por Marco Oreggia (periodista, crítico enogastronómico y experto catador) que, con estricta precisión, actúa como punto de referencia para consumidores, operadores del sector, restauración de alta calidad y que, por tercer año consecutivo, reconoce el trabajo de Pago de Valdecuevas, un aceite con tan solo 4 años en el mercado.

La metodología de este concurso cuenta con la valoración de los aceites presentados por parte de expertos mediante estrictas catas y la elaboración de un perfil organoléptico de los aceites. Tras este riguroso proceso, únicamente los aceites idóneos son publicados en la nueva edición.

Grupo Valdecuevas es una empresa familiar con una larga experiencia en el sector agroalimentario que desde 2012 elaboran aceites de oliva virgen extra en su almazara, la única de la provincia de Valladolid situada en el propio olivar, algo fundamental para la obtención de aceites de la más alta calidad, además de vinos con una marcada identidad en su bodega – boutique ubicada entre los términos municipales de Rueda y La Seca.

El secreto de Pago de Valdecuevas reside en la excepcional ubicación del olivar a 850m sobre el nivel del mar, rodeando la propia almazara en Medina de Rioseco (Valladolid), junto a un conocimiento y respeto del medio, además de las técnicas más cuidadosas de cultivo. El olivar es una pieza fundamental en nuestro proyecto y la base en la obtención de un producto diferente, dando su aceituna unos aromas característicos a nuestro aceite de oliva virgen extra. Todo ello hace que estos aceites tengan unas propiedades organolépticas extraordinarias.

La variedad principal que se cultiva es Arbequina. Una variedad de porte abierto y reducido vigor, lo que le confiere grandes aptitudes para la correcta mecanización, donde somos extremadamente exigentes en sus operaciones, ya que intentamos aplicar las últimas técnicas de cultivo sobre el olivar. Se aplican técnicas de vuelo para el manejo vegetativo, análisis periódicos de suelo y hoja, así como un exhaustivo control climático de la finca.