España puede presumir de ser uno de los países con una de las mejores gastronomías del mundo. De hecho, la cocina mediterránea ya ha sido reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Allianz Global Assistance ha querido ir un poco más allá y se ha propuesto encontrar los siete platos más representativos de nuestra cultura culinaria con el objetivo promover la candidatura de la gastronomía española a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Entre los veinte platos veinte finalistas, que se pueden votar hasta el 20 de agosto en la página web, están el pollo al chilindrón aragonés, la fabada asturiana, las papas arrugadas con mojo picón de las Islas Canarias, el pisto manchego, el cochinillo asado segoviano, el marmitako vasco, los paparajotes murcianos, las patatas a la riojana, la paella valenciana, el jamón ibérico, la tortilla de patata o el turrón de Jijona.