Tras los cambios de imagen de la marca Carbonell y Elosua, y la apuesta por el brik con Koipe, la estrategia de Deoleo de acercamiento al nuevo consumidor ha llegado a Koipesol, que incorpora una imagen más moderna y desenfadada tanto a concepto de color como al incluir un joven en sus etiquetas.

"La nueva etiqueta delantera responde al objetivo de desmitificar el tradicional mundo de la cocina y el uso del aceite. Uno de los objetivos de esta nueva imagen es reivindicar la cocina que se hace a diario en casa y romper con el reciente estereotipo de que quien no cocina como un chef no se es un auténtico cocinero. De ahí el slogan 'Tienes cocina, eres cocinero'. Koipesol se dirige a un público que busca practicidad y platos accesibles en la cocina, que practican el positivismo y tienen una actitud desenfada ante la vida", se señala desde Deoleo.

En palabras de Francisco Rionda, director de marketing de Deoleo, "la marca ha apostado fuertemente por la innovación de su nueva botella, cuya imagen es diferente dentro del lineal de aceite, donde no existe nada parecido a día de hoy. En el lineal de aceite no se habla de cocina, solo de materia prima y beneficios funcionales. Nuestro consumidor no tiene una propuesta que comparta su manera de entender la cocina. El objetivo es acercar a este consumidor a la cocina sin pretensiones".

La nueva botella es también más informativa, pues incorpora los diferentes usos que puede tener Koipesol a la hora de cocinar (plancha, guisos, fritura y horno) y concede un espacio bien visible a la mención "Tus fritos absorben un 20% menos de aceite" e informa del posicionamiento en el mercado de Koipesol.

Incluso la etiqueta trasera de la botella se ha hecho más informativa, para acercarse a su público objetivo (con un idioma cercano y coloquial), centrándose en lo que realmente les interesa (recetas y sugerencias que demuestran la versatilidad de este aceite), en lugar de información sobre los beneficios de producto.

También, como novedad, la marca incorpora un tapón de color azul (el mismo color de la etiqueta), en contraste con el color amarillo, generalizado en el mercado de aceite de semillas.