Todas estas nuevas propuestas permiten disfrutar de una carta con grandes novedades en las que el chef Luis Bartolomé quiere ofrecer nuevas combinaciones de sabores, nuevas texturas y los mejores ingredientes. A ello se suma esta temporada los nuevos cócteles de Diego Cabrera, permitiendo completar esta nueva experiencia gastronómica para el otoño madrileño.

El restaurante DOMO cuenta con platos en los que los ingredientes propios del otoño se cuelan entre sus propuestas. Destacan así aquellos en los que la caza y las setas están presentes como el uso de la codorniz, el corzo o el jabalí y que junto a las setas de temporada, como los boletus y las colmenillas,  son la base de varios de sus platos.

Sin embargo, en esta nueva temporada, el chef ejecutivo del hotel, Luis Bartolomé también ha querido incluir ahumados caseros, elaborados en un horno especial con viruta de roble. Dos platos dan buena cuenta de ello: Salmón ahumado con vinagreta de huevo y el Secreto ibérico con mantequilla colorá y pan de cristal. Junto a estas novedades, también se incorporan algunos platos de influencia internacional como la Sopa Thai aromatizada con pescado, mariscos y arroz vermicelli.

En la nueva carta se ha querido también dar un espacio muy destacado al apartado de los  postres, todos ellos elaborados en el obrador del hotel y cien por cien artesanales. En ellos, los frutos secos juegan un papel importante en esta nueva temporada, se incluyen así el Cheesecake con ganache de almendra, el Bizcocho fluido de avellana, con cremoso  de leche fresca de oveja, Helados o el Queso de la Finca Pascualete, acompañado por cabello de ángel casero, entre otras incorporaciones más destacadas.

La carta de cócteles by Diego Cabrera incorpora nuevos ingredientes en una cuidada cristalería

Entre otras novedades para este otoño, el hotel NH Collection Eurobuilding también ha querido renovar su carta de cócteles, diseñada y elaborada por su mixólogo Diego Cabrera, que a su vez es asesor gastronómico para NH.

Divididos por categorías, la carta ofrece un total de veinte cócteles (dieciséis de ellos en la versión 'con alcoho'l e incluidos en el apartado de “Creación” con propuestas sorprendentes y con ingredientes muchos de ellos poco conocidos y cuatro en la opción 'sin alcohol'). También la carta ofrece cócteles clásicos y los más conocidos como el Bloody Mary, Caipirinha, Mojito, Tom Collins, Pisco Sour, Whiskey Sour y Negroni y Andrea (éste último sin alcohol).

Las nuevas creaciones de Diego Cabrera utilizan, en esta ocasión, algunos ingredientes que son poco habituales en coctelería, pero que empiezan a verse cada vez más entre las nuevas propuestas, son así el Palo Cortado, la manzanilla o el fino y también el uso del mate, la cerveza y los toques picantes de algunos de los cócteles. Esta tendencia, que viene para quedarse, permite creaciones como: el Chipotle Chillón elaborado con absenta, mezcal, zumo de limón y sirope de Chipotle, Montepalo que se realiza con licor Montepalo, ginebra, mezcal, zumo de limón, fruta de la pasión, azúcar y hierbabuena o bien Risueño, creación de Diego Cabrera a base de vino de Jerez, Palo Cortado, tequila, zumo de limón, azúcar de romero y agua de azahar.

Aunque sin duda, otra de las novedades de la coctelería, está también en la presentación de cada uno de los cócteles, ya que se renueva toda su cristalería. Para ello, el hotel, ha elegido a la firma catalana Casa Delfín, creada en 1863 y que suministra a las principales cadenas de hostelería españolas. Con diseños muy novedosos sigue la línea actual de la mixología con una apuesta clara por ofrecer los cócteles en vasos y copas con un formato y diseño que se salgan de la oferta habitual, con envases diferentes donde prima la originalidad.