Estamos en pleno puente de la Constitución, ya pensando en la Navidad y en el invierno en general. Porque, aunque aún no ha llegado oficialmente, ya tenemos temperaturas ‘polares’. ¿La mejor forma para combatir el frío? Sin duda alguna, un buen plato de cuchara: consomés, sopas, cremas, cocidos, potajes… Hay para todos los gustos, desde recetas clásicas clasiquísimas, hasta originales guisos, cremas con superalimentos, sin olvidarnos del tan de moda ramen. Así que… #cuchareamos

BACIRA

Con poco más de tres años de vida, este restaurante de fusión japo-mediterránea sigue conquistando día a día con sus propuestas y su buen hacer. Por ejemplo, el aperitivo nunca falta en la mesa y ahora que han bajado las temperaturas, Gabriel, Vicente y Carlos proponen ‘chupitos’ en caliente para empezar a disfrutar mientras llega la comanda… Por supuesto, siempre deliciosos, de los que incluso te gustaría tomarte un plato entero.

Delirios

Con ubicación recién estrenada, el nuevo local cuenta con una gran sala y una acogedora barra, para seguir la tradición leonesa de irse de vinos y tapear de bar en bar… Entre sus tapas, no faltan los consomés, en versión chupito, que tan bien entran en esta época del año… y siempre. Además, sentarse en una de sus mesas es adentrarse en la gastronomía más auténtica de esta tierra de sabores potentes y con identidad. Locura y genialidad definen la cocina de mercado de su chef, Javier Rodríguez Martínez, que sabe sorprender transformando el mejor producto de la zona en creaciones divertidas, irreverentes y de gran nivel entre las que no faltan los platos de cuchara.

Desencaja

En los menús sorpresa de Iván Sáez nunca falta algún plato de cuchara, en verano refrescantes y ahora bien calientes, como sus espectaculares lentejas, que elabora con distintos acompañamientos. Como experto en caza que es, en muchos de sus guisos estas piezas son las protagonistas. El resultado son unas creaciones realmente deliciosas que han conquistado a exigentes paladares, prueba de ello es su recién estrenado Sol en la edición 2018 de la Guía Repsol y el Bib Gourmand que luce en su puerta desde hace un par de años.

Happy Green

Porque somos lo que comemos, en este nuevo restaurante de Chueca se encargan de cuidarnos con una sabrosa y saludable oferta basada en boles fríos y calientes combinando verduras, legumbres, cereales… para que cada comida sea completa y sana. A esta divertida selección se suman los ‘Quinomakis’, ‘Burguers’ saludables, aguas ecológicas de sabores, zumos y, lo que nos ocupa, dos deliciosas ‘Hot soups’ para entrar en calor. Porque comer bien es fácil, sabroso y aquí también barato. Empezamos por las cucharas y luego ya pasamos al bol… (Calle San Marcos, 28. Madrid)

Kena

Ahora que Kena sabe más a Perú, Luis Arévalo sorprende en su nueva carta de otoño-invierno con sabrosas recetas en las que necesitamos la cuchara.

Kanbun

Recién llegado a la capital tras conquistar con un primer local en San Sebastián de los Reyes, esta taberna oriental se ha propuesto reinventar el ‘tapeo’ con una cocina informal asiática en un entorno de lujo y a precios muy asequibles, a través de una extensa carta, presentada como un libro en lo que todo apetece, incluidas sus deliciosas sopas:

Kyoto

Llegó al noroeste de Madrid hace ya 15 años para convertirse en todo un referente de la cocina asiática en la zona, siendo pionero en lo que hoy en día es todo un boom gastronómico: la cocina fusión entre el Este y el Oeste. Su colección de sopas no deja indiferente y nunca faltan en la comanda.

La Malaje

Promete una experiencia gastronómica de raíces donde los sabores del sur explotan a cada cucharada, porque en las propuestas del joven Manu Urbano, los guisos siempre tienen un especial protagonismo.

Los Galayos

Ubicado en la Plaza Mayor, aquí no podía faltar el cocido madrileño. Lo sirven en dos vuelcos ¡y está delicioso! Como buen restaurante de cocina castellana que es, tampoco falta la auténtica sopa de ajo… una sabrosa opción para continuar después, por ejemplo, con su reconocido cochinillo.

Matritum

Matritum es una pequeña gran joya ubicada en pleno barrio de La Latina donde además de comerse de maravilla, se bebe de lujo. Un lugar que te transporta en el tiempo, que llama a la tranquilidad y el disfrute. En su carta de otoño-invierno hay recetas de lo más apetecibles…

Oceanika

Oceanika es el restaurante más desestructurador de Madrid, donde nada es lo que parece pero en el que todo sabe muy, muy bien. Con el frío, la cuchara entra en acción para saborear platos tan originales.

Ponzano

Este restaurante, situado en una de las calles más animadas del barrio de Chamberí, es todo un referente cuando lo que se busca es cocina de toda la vida, y sin duda alguna, si pensamos en los platos de la abuela, pensamos en coger la cuchara.

Ramen Shifu

Un concepto divertido e informal y a precios más que asequibles. Los #AdictosAlRamen encontrarán aquí sopas tradicionales que hacen un viaje por distintas regiones del país nipón.

Shanghai Mama

Shanghai Mama es el chino casual que ha llegado para revolucionar Madrid a golpe de palillo a través de la gastronomía china de hoy y siempre, la que se come en las calles de Shanghái. Y es que en Asia son muy pero que muy aficionados a las sopas.