El reconocido cocinero Sergio Fernández se ha enfrentado recientemente al reto de cocinar con alimentos ‘en blanco’, durante la grabación de un sketch en el que ha tenido que preparar un desayuno con una amplia variedad de productos envasados pintados completamente de blanco y sin identificar.

Como ayuda, solo ha contado con el asesoramiento de Andrés Ramos, una persona ciega total, que le ha ido trasladando pequeños trucos y consejos para enfrentarse a una aventura que para él es una realidad cotidiana.

Bajo el título ‘Alimentos con su punto’, con este sketch, la ONCE pretende concienciar sobre la importancia de que los productos de consumo de primera necesidad introduzcan en su envasado de origen, un etiquetado en braille perfectamente identificativo que facilite la vida diaria de las personas ciegas y con discapacidad visual grave.

Una reivindicación que coincide con la celebración, en Madrid, del pleno de la Comisión Braille Española (CBE) y del Consejo Iberoamericano del Braille (CIB), a los que asiste el presidente del Consejo Mundial del Braille, Kevin Carey.

Precisamente en la reunión de este pleno de la CBE, celebrado momentos antes de la experiencia vivida por Sergio Fernández, se ha aprobado el ‘Manifiesto de la Comisión Braille Española por el derecho de las personas ciegas a un etiquetado braille universal’, que ha sido leído en braille por la niña ciega Sara Gallet, estudiante ciega de 4º de ESO.

En dicho manifiesto se recoge la obligatoriedad de los poderes públicos de “velar por la accesibilidad universal en todos los entornos, procesos, bienes, productos y servicios, el transporte, la información y las comunicaciones”.