El pueblo de Nava (Asturias) acoge este fin de semana el Festival de la Sidra, declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional, que celebra este año su cuadragésimo segunda edición para homenajear a una bebida tan arraigada en la región y poner en valor la elaboración, y la calidad, de estos productos por parte de las empresas elaboradoras.

Ayer, martes 9 de julio, tuvo lugar el fallo del jurado de este concurso en el que se presentaron más de treinta sidras y otros derivados de la manzana. Los premiados en otras categorías han sido Españar, Riestra, Norniella, Roxmut, Camín, Pomar Rosé, Gaitero y Salvador del Obispo.

Este innovador producto ha sido premiado, en los últimos años también, con numerosos galardones como la Medalla de Oro de la Guía Gilbert & Gaillard 2018, el primer premio en la categoría de sidras de hielo en el Salón Internacional de Sidras de Gala 2017, entre otros concursos de gran prestigio nacional e internacional.

Además, se trata de la segunda ocasión en la que la sidra de hielo Valverán es galardonada en este Concurso, ya que en la trigésimo novena edición se destacó y reconoció esta marca siendo la ganadora de esta categoría del festival.

  • Sidra de Hielo Valverán 20 Manzanas

Valverán se fundó en el año 1999 siendo la primera y más exclusiva sidra de hielo de la península ibérica. El nombre de Valverán 20 manzanas procede de la cantidad necesaria para elaborar cada botella de 37,5 cl., ya que contiene el mosto concentrado de mínimo 20 manzanas.

Esta bebida se consigue tras un complejo proceso de congelación a 20 grados bajo cero, una posterior fermentación durante 10 meses y una crianza sobre lías finas de 12 meses. El periodo completo suele rondar entorno a un total de dos años desde que se recogen las manzanas hasta que esa botella llega al consumidor final manteniendo las cualidades frutales y sensoriales iniciales.

Para lograr este exclusivo y apreciado producto, se necesitó el carácter visionario de José Masaveu, director general de Bodegas Masaveu, junto con el esfuerzo y la dedicación durante casi diez años de investigación y ensayos. Se trata del proyecto más personal de este miembro de la familia Masaveu y del único que tiene sus raíces en su tierra, Asturias.

Hoy en día 35 hectáreas ubicadas en la Denominación de Origen Protegida Sidra de Asturias, -concretamente en la Finca El Rebollar en Sariego (Asturias)-, de 20.000 manzanos de 11 variedades diferentes (Blanquina, Xuanina, Regona, Raxao, Fuentes, Collaos, De la Riega, Verdialona, Perico, Durona de Tresali y San Roqueña) permiten elaborar 18.000 botellas de esta distinguida sidra de hielo repleta de matices.

Se puede definir como una bebida sensual, fresca y sorprendente que armoniza a la perfección con foie, quesos y postres poco dulces.