Fruto de la tradición de cuatro generaciones de bodegueros y su amor por el trabajo bien hecho nace P.Numbra, la gama de vinos más singular de Pagos de Leza. Mediante un guiño a los procedimientos pasados y al enoturismo, la bodega elabora estos vinos a partir de uva seleccionada procedente de sus propios viñedos. Toda una fragancia que llega al mercado en una botella con un exclusivo diseño que culmina un proceso caracterizado por el mimo al viñedo de principio a fin.

Las características de esta especial familia de vinos supone un guiño a la tradición a través de un homenaje a la vendimia nocturna, que honra los valores de Rioja Alavesa

Quien no conoce su pasado no comprenderá del todo su presente. En su afán por preservar el legado de generaciones anteriores, Bodegas Pagos de Leza rinde tributo a la tradición por medio de P.Numbra, su familia de vinos más especial. Estos caldos, -tinto y blanco-, representan todo un homenaje a las antiguas vendimias nocturnas de La Rioja, que buscaban evitar el trabajo en horas de calor, recolectando los racimos al amanecer.

Para su elaboración, Pagos de Leza emplea uva seleccionada que llega a la bodega en cajas de veinte kilogramos, cuidadosamente recogida, que da como resultado una gama de vinos enigmáticos y sorprendentes que apuestan por la diferenciación y a su vez forman parte la distinguida selección de vinos semidulces pertenecientes a la D.O. Rioja.

P.Numbra Tinto se produce a partir de uva cien por cien tempranillo con fermentación alcohólica y maloláctica, que origina un vino limpio y brillante, de color rojo picota intenso y capa alta, aroma muy intenso a frutos rojos y negros con notas florales. Su entrada en boca es suave, con tonos afrutados y con cuerpo, taninos suavizados y una acidez fresca que antecede a un final largo y persistente. Una gran elección, aseguran desde la empreasa, para postres con chocolates y dulces, quesos curados, foies y frutos secos.

Su homónimo, un vino blanco joven semidulce cuyas uvas viura (75%) y malvasía (25%) se recolectan a través de una idéntica dinámica, es ideal para maridar con foie, quesos muy curados, postres o aperitivos. De color amarillo pálido y aspecto limpio y brillante, P.Numbra Blanco hace gala de un aroma muy intenso que recuerda a frutas dulces y verdes con matices florales. Este vino es suave y sabroso en boca, equilibrado y con un final muy persistente.