La bodega vallisoletana Finca Museum ha sacado al mercado su nuevo Vinea Rosado. Pero este año no solo estrena añada, la 2018, sino que ha apostado por dar un cambio rotundo a su imagen, una imagen que incluye mensaje.

La pieza principal de la nueva imagen de la botella es una cepa vieja de uno de los viñedos que Museum posee en Cigales.  En las raíces de la cepa se plasman mensajes relativos a los aspectos fundamentales en la elaboración de este Vinea Rosado 2018 así como de las bases de la filosofía de la propia bodega: la variedad tempranillo por excelencia, los 800 metros de altitud del viñedo de donde proviene, sus suelos pobres, una viticultura sostenible mantenida durante estos años, el clima extremo de la zona y la característica principal del vino “el equilibrio” conseguido son algunos de los aspectos destacados en la nueva botella.

Su vendimia se realizó de forma manual, sometiendo a la uva a una maceración en frío durante 6 horas tras las cuales se procedió a la separación del mosto lágrima. Tras la fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable a baja temperatura para que los aromas pudieran desarrollar todo su potencial, el vino se mantuvo con sus lías para aumentar el volumen en boca durante 30 días.

Vinea Rosado 2108 es un vino brillante y luminoso con un color fresa pálido muy especial. En nariz es muy intenso y frutal, con recuerdos a gominolas, lichis y flores blancas. En boca posee un ataque muy ligero que sorprende por su equilibrada sedosidad y elegancia. Aparecen matices de caramelo de violeta y flor de azahar. Expresivo, fresco y auténtico es un vino muy equilibrado y con una imagen novedosa y muy descriptiva.

Su sorprendente color, la mineralidad en su aroma y el equilibrio en la boca son los signos de identidad que caracterizan a este nuevo rosado. Vinea Rosado 2018, el mensaje está en la botella!!!