Los vinos que se sleccionaron para la ocasión fueron: Fillaboa Selección Finca Monte Alto 2016 (95 Puntos Decanter 2018), Leda Viñas Viejas 2015 (Premio Gran Oro CINVE 2018 y 92 Puntos Guía Gilbert & Gaillard 2018), Murua Reserva 2009 (90 puntos Decanter - 02/2018), Pagos de Araiz Crianza 2015 (Medalla Oro Concurso Selections Mondiales de Canada 2018) y sidra de hielo Valverán (Primer Premio sidras de hielo SISGA 2017).

Grupo Bodeguero

El respeto por la naturaleza y por el terruño conforma la expresión de autenticidad de cada vino de Bodegas Masaveu. Carácter singular y diferenciado que va desde la tierra, el terroir y la viña hasta la copa. A partir de este paradigma de ecología vitivinícola, cada proyecto de cada una de las bodegas que tutela la familia Masaveu crece, progresa, prospera, con personalidad diferenciada. Sus vinos, cada botella, se gestan con dedicación absoluta, madurando con temperamento y singularidad propias.

En 1974 comenzó la primera inversión de la familia Masaveu en el sector vitivinícola con Bodegas Murua, continuando así los pasos iniciados por su antepasado, Federico Masaveu Rivell, que ya poseía plantaciones de viñedos a mediados del siglo XIX en Castellar del Vallés, de donde es originaria la familia. Los vinos de Masaveu Bodegas son conocidos por ser un referente de calidad y un ejemplo de respeto a la tierra. Su elaboración a partir de viñedos propios y el empeño en transmitir en cada botella la personalidad de la tierra, conectan cada uno de los proyectos y marcas, repartidas por las principales denominaciones de origen del país: Murua (Rioja Alavesa), Fillaboa (Rías Baixas), Pagos de Araiz (Navarra), Leda (Tierras de Castilla y León) y Valverán (Asturias):

  • Fillaboa Selección Finca Montealto 2016

Fillaboa es la magia de Galicia; es el hechizo de sus paisajes, la seducción de unos vinos, viñedos y pagos de Albariño únicos, una gama de blancos albariños de la más alta calidad: Fillaboa, Selección Finca Monte Alto y su excelso y complejo La Fillaboa 1898. Este albariño 100% procede del pago Monte Alto, uno de las parcelas más emblemáticas de Fillaboa. El viñedo tiene unos 28 años, está conducido en espaldera y el suelo es de textura franco arenosa, con abundancia de canto rodado por su proximidad al río Miño. Elaborado de manera tradicional, utilizan levaduras autóctonas seleccionadas, y mantienen el vino sobre las lías finas mínimo doce meses, siempre en depósito de acero inoxidable.

  • Leda Viñas Viejas 2015

Bodegas Leda expone una idea enológica sensual con sus insólitos y extraordinarios Más de Leda y Viñas Viejas, tintos de uva Tempranillo que conectan distintas parcelas de la Ribera del río Duero con un atractivo concepto de bodega “multiterroir” y agricultura ecológica. Un vino tinto elaborado a partir de uvas de Tempranillo de viñedos de entre 70 y 100 años, procedentes de dos de las zonas más emblemáticas de Castilla y León: Ribera del Duero y Toro. Reconocido con 94 puntos por la prestigiosa revista Wine Spectator, lo ha encumbrado al segundo puesto entre los 13 mejores vinos españoles.

  • Pagos de Araiz Crianza 2015

Pagos de Aráiz es un proyecto fresco, dinámico, atrevido. Una bodega vanguardista en la villa medieval de Olite que aglutina en torno a sus viñedos una idea singular de enoturismo, historia, arte y gastronomía con una innovadora forma de gestión en la tradicional D.O. Navarra. El vino Pagos de Araiz Crianza se caracteriza por tener una delicada elaboración y crianza. Cada variedad (Merlot, Tempranillo, Syrah y Cabernet-Sauvignon) se vinifica por separado y envejece en barricas de roble francés o americano durante unos diez meses. Tras ello, se selecciona el coupage final que irá a la botella, donde reposa durante varios meses antes de salir al mercado.

  • Murua Reserva 2009

Bodegas Murua, buque insignia de Masaveu desde su fundación en 1974, se encuentra en el corazón de la Rioja Alavesa, en Elciego. En sus dos primeras décadas de vida, sus emblemáticos Reserva y Gran Reserva fueron el estandarte enológico; elegantes tintos marcados por largas y cuidadas crianzas en barrica y botella. Con la llegada del nuevo milenio, Murua crea una gama más moderna, de atractiva personalidad juvenil con M y VS de Murua. Elaborado con Tempranillo, Graciano y Mazuelo, Murua Reserva tiene una crianza de 24 meses en barricas de roble francés y americano. La crianza en botella de sus Reservas cumple un período mínimo de cinco años en el botellero subterráneo de la bodega para alcanzar el grado óptimo de maduración y redondez.

  • Sidra de hielo Valverán

Valverán es el resultado del proyecto de la familia Masaveu, fundado y dirigido por José Masaveu desde 1998. Se han invertido más de diez años de trabajo, no exentos de dificultades y grandes esfuerzos, para lograr la sidra de hielo Valverán. En el año 2007, Valverán era el primer llagar en la península ibérica que elaboraba y daba a conocer la primera ice-cider asturiana. Hoy por hoy, es el único llagar de España que se dedica a elaborar sidra de hielo, centrando en este “exclusivo” producto su actividad. Es fresca, sensual, sorprendente y exclusiva. Ideal para armonizar con foie, quesos y con postres poco dulces. Valverán ha recibido en 2017 el Primer Premio en el Salón Internacional de Sidras de Gala en cata a ciegas.

Bodegas Masaveu

En 1974 comenzó la primera inversión de la familia Masaveu en el sector vitivinícola con Bodegas Murua, continuando así los pasos iniciados por su antepasado, Federico Masaveu Rivell, que ya poseía plantaciones de viñedos a mediados del siglo XIX en Castellar del Vallés, de donde es originaria la familia. Los vinos de Masaveu Bodegas son conocidos por ser un referente de calidad y un ejemplo de respeto a la tierra. Su elaboración a partir de viñedos propios y el empeño en transmitir en cada botella la personalidad de la tierra, conectan cada uno de los proyectos y marcas, repartidas por las principales denominaciones de origen del país: Murua (Rioja Alavesa), Fillaboa (Rías Baixas), Pagos de Araiz (Navarra), Leda (Tierras de Castilla y León) y Valverán (Asturias).