La suma equilibrada de siete variedades de uva procedentes de siete viñedos distintos escogidos por su singularidad y siempre en vendimias excelentes han dado como resultado este Siete Viñas Reserva tinto 2010. Un vino potente, complejo, mineral, elegante y que refleja la autenticidad de la zona en la que ha crecido. La viña en estado puro.

Siete Viñas Reserva 2010 tinto está elaborado con Tempranillo, Graciano, Garnacha tinta, Mazuelo, Viura, Malvasía y Garnacha blanca, siete variedades cuya elaboración se ha llevado a cabo mediante cuatro vinificaciones separadas, con diferentes temperaturas y tiempos de maduración.

Los cuatro vinos resultantes realizaron la crianza también por separado en barricas de roble. Con orígenes diferentes para cada variedad, se envejeció la Garnacha en 'foudre' de roble francés de 10.000 litros de capacidad, en barricas de roble americano el Tempranillo con las variedades blancas, empleándose barricas de roble francés para el Graciano y Mazuelo. La mezcla final se ensambló en foudres.

Siete Viñas Reserva 2010 es un vino complejo, mineral, redondo, elegante y muy largo. De profundo color púrpura con un perfil brillante, en nariz es muy abierto, lleno de aromas de bayas maduras y fragancias de violeta y rosas. En boca es equilibrado, rico en matices, amplio, frutal, con una taninos suaves y bien ensamblados, mineral, largo y persistente.

De una de las añadas que “han llegado a llamar” histórica, este 2010 es el resultado de la unión de diferentes viñas, suelos, elaboraciones y una misma filosofía que mantiene a Barón de Ley entre las bodegas más innovadoras de Rioja, la de trabajar para conseguir cada día vinos auténticos, sorprendentes y con una gran calidad.