Barón de Ley, en su afán de innovar sus elaboraciones y en su gran defensa por los vinos blancos de Rioja, ha sacado al mercado la nueva añada del Barón de Ley Blanco Semidulce 2018.

Un blanco para disfrutar. Perfecto para el consumidor interesado en buscar nuevas sensaciones divertidas para el paladar, así como para aquél que se inicia en el mundo del vino. Un blanco fresco pero con volumen y muy placentero.

Este Barón de Ley Blanco Semidulce 2018 está elaborado con 100% Sauvignon Blanc, buscando la elegancia y la riqueza aromática.

Barón de Ley ha encontrado un nuevo mundo por descubrir con este estilo de vinos. Como se descubre en su cata, es un  vino que se sale de los estereotipos de vinos de esta categoría que hasta el momento se han hecho en Rioja. Las sensaciones dulces no son las protagonistas, están invitadas, acompañando a la complejidad de olores y sabores a hojas frescas (albahaca, hierbabuena, menta….).

Tras su vendimia manual, la elaboración se ha realizado en depósitos de hormigón de 10.000l. consiguiendo una mayor expresividad aromática y un perfecto balance entre las sensaciones de dulzor y frescura. La fermentación se realiza a una temperatura muy baja y se detiene con frío a 2º bajo cero, a fin de obtener un grado alcohólico de tan sólo 10,5 %. La idea es aportar simplemente la sencillez de lo no acabado, es la obra incompleta que se acaba convirtiendo en un vino diferente y singular.

Barón de Ley Blanco Semidulce 2018 es un vino de brillante color amarillo verdoso pálido. En nariz es sorprendente, expresivo, con aromas exóticos y hierbas aromáticas. En boca es vibrante, con una suave sensación de dulzor al principio y con un final fresco, aromático y sugerente. Un mundo de sabores que no empalagan.

Un vino perfecto para un aperitivo veraniego.