875m es el nombre de este vino elaborado con 100% chardonnay y fermentado en barrica de roble francés que la bodega riojana elabora en Finca Carbonera. Un 2017 fresco, con gran acidez, mineral y con una personalidad propia.

La apuesta por el viñedo propio como elemento clave en la autenticidad de los vinos y la creencia en la diversidad de las variedades blancas en La Rioja han sido determinantes para El Coto estos últimos años. Así, la bodega riojana que encontró hace años Finca Carbonera, en el término municipal de Bergasa, y culminado su proyecto con la construcción de su nueva bodega exclusiva para la elaboración de blancos enmarcada en el mismo viñedo, está elaborando vinos blancos diferentes como es este 875m Fermentado en Barrica, un vino con el sello de la casa pero con un espíritu innovador y un carácter inconformista.

Finca Carbonera es el viñedo más alto de la denominación de origen y un lugar privilegiado para el cultivo de las variedades blancas por sus condiciones climáticas -clima continental- y las características de sus suelos (pedregosidad superficial y fondo arenoso) que imprimen a los vinos una buena acidez y una gran mineralidad.

Pero es, además, una zona límite para el cultivo de la vid. Por eso, el equipo técnico ha estudiado la adaptación de cada variedad dedicando las parcelas más altas y peor expuestas a las variedades más tempranas como es este chardonnay plantado a 875 metros de altitud sobre el nivel del mar.

En cuanto a vinificación y elaboración, la uva de este 2017 se despalilló, maceró en frío, y prensó. Se sometió a una fermentación alcohólica a una temperatura de 16 grados para conseguir extraer todo el potencial aromático en barrica de roble francés sin tostar y más tarde se realizó suspensión periódica de las lías (battonage) para mantener la frutosidad del vino y favorecer su complejidad y longevidad.

875m Finca Carbonera 2017 es un vino que cuenta con aromas a frutas blancas (peras, manzanas), cítricos y roble cremoso. En boca es fresco, untuoso, equilibrado y delicado. Un chardonnay de altura!