Bodegas Portia, la emblemática bodega propiedad del Grupo Faustino en la Ribera del Duero, inaugura oficialmente su temporada primavera/verano e invita a sus visitantes a vivir una ‘experiencia sensorial completa’.

Dicha experiencia se compone de cuatro elementos esenciales. Por un lado, la arquitectura de vanguardia con la bodega propiamente dicha, obra de Foster & Partners. Después, el arte contemporáneo con la muestra de la renovada Colección Ars Fundum. También la gastronomía con la nueva propuesta que ofrece el ‘Triennia Gastrobar’ de la mano de ‘Maher Restauración’. Y, por último, la cata sus cuatro reconocidos vinos: Portia Roble, Crianza, Prima y Triennia.

Bodegas Portia cuenta con una situación inmejorable a pie del municipio burgalés de Gumiel de Izán (km 171 de la A1). Inaugurada el 28 de octubre de 2010, es un proyecto único diseñado por el prestigioso estudio de arquitectura Foster & Partners.

Además, en los últimos años, se ha convertido en un excepcional centro de arte. De este modo, la bodega pretende afianzar su interés en desarrollar la función expositiva de sus espacios, así como ser escaparate de artistas de renombre y catalizador del arte en general.

Por eso y tras la excelente acogida que ha obtenido la exposición de la Colección Ars Fundum, la bodega ha decidido mantener la mitad de la colección e incorporar nuevas obras y nuevos artistas.

Ars Fundum es una colección reunida con el propósito de promocionar y apoyar el arte contemporáneo. La exposición se compone de obras representativas de distintas disciplinas (pintura, escultura, fotografía y vídeo). El común denominador de esta espléndida selección es la frescura de la contemporaneidad implícita en cada obra y la calidad de un grupo de artistas españoles consolidados a nivel nacional e internacional.

En la nueva propuesta para 2017 se ha decidido mantener algunas obras clave dentro de la colección debido al singular diálogo que establecen con el espacio. Este es el caso del vídeo de Marina Núñez o las monumentales obras de autores como José Manuel Ciria y Ángeles Agrela. Entre las novedades destacan cuadros especialmente elegidos para no romper la continuidad y el aura generada en un espacio tan solemne como la sala de barricas. Artistas como Antonio Rojas, Santiago Ydáñez, Manuel Ros o Joel Mestre vuelven a presentar obras destacadas de su producción.

El principal objetivo de la renovación es ofrecer al visitante nuevas perspectivas artísticas en las que poder recrear su sentido estético, además de dinamizar la próspera relación entre arte, arquitectura, vino y gastronomía.

Por otro lado, en su afán de ofrecer la mejor experiencia gastronómica, el ‘Triennia Gastrobar’ de Bodegas Portia se renueva y comienza una nueva andadura de la mano de ‘Maher Restauración’. Perteneciente al Grupo Maher, a cuyo frente está el reconocido cocinero navarro Enrique Martínez, defiende el diálogo entre la nueva cocina y los sabores de siempre. 

Y ahora se puede elegir desde un Menú Castellano, donde no falta el lechazo asado al estilo de Aranda, hasta el más sofisticado Menú Finca La Encina, pasando por el Menú Más que Vino o el Menú Portia. Además, y para los que se decanten por algo más rápido e informal, están sus propuestas a base de dos o tres tapas. Según la elección que se haga, se acompañan de una amplia selección de vinos blancos: Campillo fermentado en barrica, Fortius Chardonnay o rosado… y, por supuesto, los tintos propios de la Bodega: Portia Roble, Potia Crianza o Portia Prima.

Por último, en los últimos años Bodegas Portia se ha convertido en el buque insignia del enoturismo del Grupo Faustino. Con un total de 20.000 visitas recibidas en 2016, es sin lugar a dudas una de las bodegas más visitadas de la Denominación de Origen Ribera del Duero. Y dado el interés que despierta el enoturismo, el Grupo Faustino estrena ahora una nueva web dedicada exclusivamente a esta actividad: www.visitabodegasgrupofaustino.com