Tradicionalmente la oferta de Almería como destino turístico está ligada al sol, la playa, los parajes naturales y su patrimonio cultural, pero también disfruta con una gastronomía tan variada y natural como tradicional. Al mismo tiempo es innovadora y moderna, que se fundamenta en los productos de la tierra referentes incuestionables dentro de la cocina mediterránea. Así lo demuestra el hecho de que ya sean dos los restaurantes almerienses con estrella Michelin: 'La Costa' en El Ejido y 'Alejandro' en Roquetas de Mar.

Al acto de presentación asistirán, entre otros, representantes del Ayuntamiento, la Diputación de Almería y de la Junta de Andalucía así como los dos chefs que ostentan Estrella Michelín en la provincia: José Álvarez (chef del restaurante La Costa, de El Ejido ) y Yolanda García (chef ejecutiva del restaurante Alejandro, de Roquetas de Mar), junto a valedores como  Fernando Huidobro en representación de la Academia Andaluza de Gastronomía y el "cocinero de Canal Sur", Enrique Sánchez.

Para apoyar a sus compañeros en esta merecida apuesta asistirán también chefs del prestigio internacional con sede en la capital, como Ricardo Sanz (chef de Kabuki - tres estrellas Michelin), Mario Sandoval (chef de Coque - dos estrellas Michelin), Jesús Almagro (noveno mejor cocinero del mundo en Bocuse D'Or), Joaquín Felipe (chef de Florida Retiro), Luis Arévalo (chef de Kena y embajador mundial de la Cocina del Amazonas), José Luque (chef del Hotel Palace) y Miguel de la Fuente (chef del Hotel Intercontinental), todos ellos en pro de la candidatura de Almería como Capital Gastronómica 2019.

El proyecto almeriense se sustenta en el relevante papel de los sectores gastronómicos -con una cocina tradicional y de innovación- y turísticos con los que cuenta la ciudad que, como toda la provincia, puede además presumir de una excelente producción agroalimentaria que la ha convertido ya la huerta de Europa gracias a sus excepcionales frutas, verduras y hortalizas a las que se suman también los cítricos del Bajo Andarax.

Todo ello sin olvidar la calidad de sus pescados, fruto de la hermandad de Almería con el mar, el oro líquido de sus aceites, la miel de las Sierras de María y los Filabres, el jamón de Serón o el queso de cabra de las Alpujarras. Delicias que, por supuesto, deben ser acompañadas con los vinos de una de las mejores bodegas del país, la de esta provincia que es la que tiene un mayor número de denominaciones de Vinos de la Tierra de Andalucía como demuestran el Norte de Almería, el Desierto de Almería, Laujar, Alpujarra, Ribera del Andarax, Tierra de la Sierra de las Estancias y Los Filabres.

Con esta candidatura, la capital andaluza, respaldada por el Ayuntamiento de Almería y con el apoyo de la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial y la Asociación de Hosteleros de Almería (Ashal), aspira a suceder a ciudades como Logroño, Burgos, Vitoria, Cáceres, Toledo, Huelva o León.