Otro año más, llega La Virgen de Castañas para indicarnos que el invierno ya está aquí.

Es la cerveza perfecta para resguardarse del frío y disfrutar de momentos especiales en buena compañía.

Esta cerveza, de edición limitada, es posible gracias al trabajo de familiares y amigos que colaboran en nuestro particular Magosto, pelando los más de 400 kilos de castañas asadas que se necesitan para su elaboración.

En total se produce 12.000 litros de esta referencia tan especial. Una cerveza tostada con toques ahumados y maltosos, de alta fermentación, con una graduación de 6.5% de alcohol.

Y, por supuesto, elaborada sin trucos, sin prisas, a partir de los mejores ingredientes: maltas Pale, Carabohemian, castañas asadas y lúpulo Perle.

Una cerveza que nace con mucho amor mediante un proceso único, familiar, con castañas asadas a fuego y peladas a mano.