Dicho encuentro, organizado por Mercados del Vino y la Distribución el pasado miércoles 20 de marzo en el Centro Cultural de los Ejércitos (Casino Militar) de Madrid, tuvo un grandísimo interés ya que es la primera vez que se organiza un encuentro en el que España tiene un papel protagonista como importador, y no como productor y exportador de vinos.

De hecho, España es un país elaborador de vinos con marcado carácter impermeable. Además, existen grandes barreras de entrada para productores de otras latitudes. Y, sin embargo,  el mundo es cada vez más global y el consumidor demanda vinos de todos los países.

Los productores, a su vez, inician inversiones en otros continentes para cubrir la demanda de vino y para tener un tamaño crítico empresarial que les permita crecer y diversificar su oferta, pero: ¿Cómo gestionar esta paradoja? ¿Cómo afronta la distribución en España este nuevo reto? ¿Quién debe activar el consumo de estos vinos? ¿Los productores? ¿La distribución? ¿Qué están haciendo las bodegas de otros países para promocionar sus vinos en España? ¿Qué papel juegan las consejerías comerciales de las embajadas? ¿Qué papel tienen las organizaciones sectoriales y de internacionalización españolas?

En esta Jornada se dieron cita los principales actores de este nuevo escenario, como representantes de los países productores, de grupos bodegueros españoles con intereses fuera de nuestras fronteras, de entidades financieras y gestión de riesgo comercial, de asociaciones sectoriales, de grandes y pequeños distribuidores, de importadores, de tiendas especializadas, de sumilleres o de medios de comunicación.

Además, en un pequeño show-room, los asistentes tuvieron la ocasión de catar vinos de otros países como Ata Rangi Raranga Sauvignon Blanc 2017 (Martinborough, Nueva Zelanda), Pegasus Bay Pinot Noir 2013 (North Canterbury, Nueva Zelanda), Saxenburg Shiraz 2011 Edición Limitada (Stellenbosch, Sudáfrica), Jean René Germanier Humagne Rouge 2016 (Balavaud, Suiza), Bouchard Finlayson Crocodile’s Lair Chadonnay 2016 (Walker Bay, Sudáfrica), Zlatan Otok Posip White 2017 (Dalmatia, Croacia), Bouza Tannat A6 Parcela Única (Walker Bay, Sudáfrica), Scurek Merlot 2015 (Medana, Eslovenia), Ventisquero Vértice 2014 (Colchagua, Chile), Ktima Gerovassiliou Malagousia 2017 (Panomi, Grecia), o Pomum Cellars Chardonnay 2016 (Washington, Columbia Valley, Estados Unidos), entre otros.