Anoche se celebró el relanzamiento del Mercado de San Miguel (Madrid), espacio que, tras una década de actividad, inicia una nueva etapa de la mano de grandes chefs de renombre internacional.

Ellos fueron algunos de los protagonistas de una noche en la que más de 300 invitados pudieron conocer de primera mano en qué consiste la oferta gastronómica de cada uno de los más de treinta puestos que forman el Mercado de San Miguel en la actualidad.

La gastronomía fue la gran protagonista de esta fiesta que contó con dos grandes árboles llenos de helados de Rocambolesc en el escenario, elaborados por el chef Jordi Roca, y una tapa seleccionada en cada uno de los puestos del mercado para que los asistentes pudieran recorrerlo libremente eligiendo qué tomar.

Fueron tres horas de celebración en las que la mejor gastronomía nacional e internacional tuvo un papel protagonista, pero siempre con la música como telón de fondo. De ella se encargaron durante gran parte de la noche los afamados DJs Miranda Makaroff y Pascal Moscheni, que acapararon la atención en el escenario principal durante la primera mitad de la noche.

La cantante Nora Norman, por su parte, ofreció un set acústico que encandiló a los asistentes desde los primeros compases. Mientras tanto, en el exterior del mercado el son cubano se encargaba de dar la bienvenida a aquellos que se acercaban al recinto.