El próximo 23 de noviembre se celebrará la gala anual de la presentación de la Guía Michelin 2017 España-Portugal. Este evento, que cada año otorga las famosas estrellas Michelin a restaurantes de la península ibérica, es uno de los acontecimientos más reconocidos en el sector de la gastronomía. En esta ocasión han elegido a Girona para celebrar su fiesta de presentación de la guía del 2017.

Este año, la guía de restaurantes francesa ha escogido la Masia Mas Marroch, en Vilablaeix -Girona-, para la presentación de los restaurantes ibéricos más prestigiosos. Esta masía es el centro de convenciones del restaurante Can Roca, uno de los restaurantes más galardonados del estado español, no sólo en la guía Michelin sino en concursos y listas de todo el mundo.

La presentación del nuevo emplazamiento para la presentación de la guía se llevó a cabo por Pere Vila, presidente de la Diputación de Girona y del Patronato de Turismo Costa Brava Girona, y Joan Roca, propietario del Celler de Can Roca y uno de los mejores chefs del mundo.

Los responsables de Michelín consideran Girona un lugar magnífico para acoger la engalanada fiesta del arte culinario. Asimismo, destacan que contar con los hermanos de El Celler de Can Roca como organizadores de la parte gastronómica y con cocineros como Paco Pérez y Fina Puigdevall es todo un lujo.

El entorno es ideal para la presentación de la guía, puesto que Girona y la Costa Brava acumulan un buen número de restaurantes galardonados con las estrellas Michelin. Además, la Costa Brava es uno de los motores turísticos del país en el que se puede degustar cocina de proximidad, de calidad y para todos los gustos.

Las nuevas estrellas estarán bien repartidas y será una muestra de cómo la alta gastronomía se consolida en este país. Más allá de Madrid, Cataluña y País Vasco, España abrirá paso a destinos menos conocidos y se espera sea un destape de sorpresas. Se augura que España superará los 200 establecimientos reconocidos y obtendrá un nuevo triestrellato.

La Guía Michelin fue creada en el año 1900 como un guión publicitario que se regalaba por la compra de neumáticos. En 1920 se comienza a vender y por primera vez aparecen en ella restaurantes con información relativa a la calidad de los mismos.

En 1926 adoptan una nueva modalidad: se insertan las estrellas para calificar los mejores restaurantes y en el 1931 aparece la clasificación en una, dos y tres estrellas, siendo esta última el máximo galardón.

En la actualidad, la Guía Michelin responde a una serie de guías turísticas, publicadas cada año por la editora francesa Editions du Voyagey y sus filiales en otros territorios.

La selección de los productos, la creatividad, el punto de cocción y de sabores; la relación calidad-precio y la regularidad, son detalles que deben tomar en cuenta los restaurantes que deseen alcanzar alguna estrella, en base a parámetros establecidos por un equipo de jueces.