Vacaciones, excesos, barbacoas… Después de un verano agotador, es muy probable que tu cuerpo te pida un respiro. Lo normal y habitual es que todos los excesos del verano, pasen factura y repercutan en nuestro cuerpo con unos kilos de más o con la sensación de estar hinchados.

Para eliminar todos los excesos de nuestro organismo, es necesario saber la importancia de una dieta equilibrada que ayude a perder con más facilidad los kilos adquiridos durante las vacaciones, a depurar el cuerpo y eliminar cualquier toxina.

La health coach Rocío Río de la Loza nos comenta qué alimentos son los más recomendables para librarnos de las toxinas acumuladas y volver a la vida saludable, dándonos una lista de los mejores alimentos que podemos consumir: hojas verdes como espinacas, berros y berza; alcachofas; espárragos; remolacha; apio; infusión de diente de león; té verde; ajo, cebolla y puerro; aceite virgen de linaza; aceite de oliva virgen extra; granos completos como el amaranto, trigo entero y mijo; granadas; fresas, frambuesas y moras; limón; pimienta de cayena; cúrcuma; jengibre; algas marinas como kelp, dulse y nori

Ya sabemos qué alimentos consumir, pero, ¿qué consejos podemos recibir si estamos pensando en depurar nuestro organismo? La health coach, Rocío Río de la Loza nos da unos valiosos consejos para saber qué comer, qué nos beneficia y cómo podremos llevar una vida saludable:

Eliminar el consumo de alimentos que contengan azúcar añadida  como los refrescos y reducir la ingesta de alimentos altos en grasas saturadas como los lácteos. Preferir carnes magras y verduras crudas

Incluir alimentos altos en fibra, con alta densidad de nutrientes en cada uno de las comidas del día. Por ejemplo,  como los productos de granos completos que mantienen el germen y el salvado como el pan integral, un plato de fresas, una ensalada de hojas verdes o espárragos y alcachofas a la plancha.

Acompañar cada comida con una taza de hojas verdes por lo menos.

La fibra te da más saciedad, previene picos de azúcar en la sangre y promueve una buena digestión, moviendo los desechos del intestino con mayor facilidad.