El pasado 21 y 22 de marzo se celebró en Madrid una nueva edicion del World Olive Oil Exhibition (WOOE) donde los aceites de oilva más representativos de España y del mundo se dieron cita en este evento.

Un año más, Extremadura presentó sus novedades oleicas y participó en una cata ante el público asistente con algunas de las marcas expuestas en este evento (Ecolibor - ECOLIBOR, Cigüeña Negra Platinum - CIGÜEÑA NEGRA, Molero Maza Ecológico - MOLERO MAZA, Oro San Carlos - PAGO BALDÍO SAN CARLOS, La Almazara Tradicional - LA ALMAZARA TRADICIONAL, Primicia Blend - MARTÍN DE PRADO, Lagar de Soto - JACOLIVA y Oleosetin - OLEOSETIN, Vieru Ecológico- ASPONTIS).

La cata fue expuesta por Sara Peñas (Sumiller profesional, titulada del primer curso de Citoliva-Word Olive Oil Exhibition, experta en Análisis Sensorial de Aceites de Oliva Vírgenes ‘Premium' y miembro del Club de Cata de AOVES Virgen Extra) y Fátima Martín (Responsable del Área de Delegaciones Comerciales y Promoción Exterior de Extremadura Avante).

El acto comenzó con datos importantes sobre el sector oleíco extremeño donde, según informa el departamento de proyectos elaiotécnicos de CTAEX, en la campaña 2015/2016 superó las 70.000 tn de producción de aceites de oliva, cantidad declarada a AICA (Agencia de Información y Control Alimentario).

Las almazaras extremeñas experimentan un incremento notable en la oferta de aceites de elevada calidad en los meses de producción pero sin demanda de retirada (y de consumo) inmediata, dado que los grandes envasadores no manifiestan necesidad de retirarla hasta el mes de Enero. Por lo que se puede llegar a un colapso de ventas anticipadas a bajo precio y/o reforzar el poder negociador de las grandes envasadoras.

Es por ello que se hace necesario que el incremento de la producción vaya acompañado de un aumento del consumo, además de formación al consumidor, para que valore los aceites de oliva virgen extra, así como una mayor concienciación de involucrarse en los mercados internacionales para ser competitivos, abordando algún tipo de colaboración que no pase sólo para la vía de cooperativas de segundo grado.

En 2017, la extensión en superficie de olivar -de mesa y almazara- en Extremadura se situa por encima de 273.000 hectáreas (aproximadamente una cuarta parte sobre la cantidad total situada en Cáceres y el resto en la provincia de Badajoz). Sobre 20.000 has. para aceituna de mesa y resto de olivar para “molino”.

En Cáceres, algunas almazaras se han posicionado en la comercialización de su producto envasado de aove exclusivo de elevada calidad gracias a la singularidad de la variedad autóctona Manzanilla Cacereña así como a una apuesta por aoves ecológicos.

Mientras en Badajoz, prima la venta de graneles a las grandes envasadoras españolas e italianas, los rendimientos industriales y los costes se adaptan a una cierta calidad sin llegar a ser extrema. Existe un mercado perfectamente legítimo que se mantiene aunque también comienzan las iniciativas privadas dirigidas al mercado de mayor calidad.

Con los expositores presentes en WOOE se ven ejemplos del buen trabajo en los movarietales autóctonos y ecológicos, así como en los "coupages". Las almazaras venden experiencias, sensaciones y estímulos, transmitiendo no sólo lo que aporta el aove sino también lo que la comarca representa.

En Extremadura existen dos Denominaciones de Origen:

  • D.O.P. Aceite Monterrubio (Badajoz). Comprende la zona de la Serena, la Siberia y Campiña Sur.
  • D.O.P. Gata-Hurdes (Cáceres). Comprende la zona geográfica al norte de la provincia de Cáceres, delimitada von un total de 84 municipios de las comarcas naturales de Sierra de Gata, Hurdes, Gabriel y Galán, Valle del Ambroz, Jerte y La Vera. Se encuentran al norte de la provincia de Cáceres.

Las variedades más representativas en Extremadura son:

  • MANZANILLA CACEREÑA. Es una variedad implantada casi exclusivante en toda la zona Norte de la provincia de Cáceres. Da unos aceites muy apreciados por sus características organolépticas de afrutados, dulces, almendrados. Inicialmente de color amarillo verdoso claro, llegando a medida que continúa la maduración de la aceituna a aceites amarillos pardos más apagados.
  • CARRASQUEÑA. Tiene una zona de producción centrada en la zona de Barros y limítrofes. Con características de un un frutado muy consistente incluso en avanzada madurez de la aceituna, con matices que recuerdan a hierba fresca, algo picante y amargo, con cierta astringencia a la garganta. Presenta color verdoso.
  • CORNICHE. Característica de la zona de Barros y limítrofes. Son aceites muy finos, con gran frutado, consistente incluso en aceitunas más maduras, con unos tonos sensoriales de manzana, también muy valorados.
  • PICUAL. Es poco resistente al estrés hídrico y a las heladas prolongadas de hielos por encima de los cinco días. Aceite con olor frutado de aceituna verde, hierba, amargo.
  • ARBEQUINA. Una de las variedades más pequeñas, utilizadas para producir aceite de oliva, más redonda qu alargada, de maduración temprana, con un color verde violeta, produce un aceite frutado verde que recuerda a la almendra, plátano y manzana verde.
  • MORISCA. Se cultiva en la zona de Barros y Vegas del Guadiana, presenta unos aceites dulces, agradables, muy fluidos en boca con un furtado medio. De color verde amarillo muy característico.
  • VERDIAL DE BADAJOZ. Esta variedad predomina en toda la Vega del Guadiana, Montánchez, Alburquerque y en menor cantidad en zonas limítrofes. Son aceites muy finos al paladar. Frutado con ligero almendrado. Presentan cierto picor.
  • CORNEZUELO. Es abundante en la zona de la Serena y la Siberia. Sus aceites son de un color verde-amarillo, con un frutado suave, ligero almendrado, dulces, poco amargos y algo picantes.